vestidito

Hoy usé un vestido apretado y me sentí bacán. Evité las miradas de viejos verdes e ignoré los susurros grotescos de uno que otro transeúnte atrevido. No nací dotada de un metabolismo que me permita ser delgada sin dieta ni soy acreedora de un cuerpo cultivadísimo y fitness, sin embargo el little black dress me sentaba bien y punto. Me quise dar más color y obvio, un labial rojo siempre acompaña. Tanto ver Rupaul’s Drag Race me dio resultados; la plaza de armas de Serena fue mi pasarela y la música de la feria artesanal mi mejor pista de Lipsync. Creo que este fue el día en que puse en práctica eso de la belleza va en la actitud. Me di tanto color que hasta parezco ropero de hippie. Me encanta. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s